La estación del Ayuntamiento, inaugurada en 1975 y diseñada por Sigvard Olsson. El color rosado de la estación es de lo mas importante, tomó la idea de las montañas en el norte de África, el Atlas. La idea general de la estación es dar memoria a lo mas importante de la isla Kungsholmen.

Vemos unas cajas enormes de madera, pero en realidad… no son madera sino cemento. Cada una de esas cajas son “parms” lo cual era utilizado como medida de volumen en el pasado. Contenían 17,7 metros cúbicos, usados para calcular la tarifa del heno. A la salida del metro tenemos una calle llamada Parmmätargatan.

En una de las salidas vemos que en la pared hay cestas incrustadas. Son cestas de los siglos XVII y XVIII de los antiguos mercados. También vemos el arco de una puerta, por donde viene el tren para ir a Kunstradgarden. Está basado en el castillo Vadstena construido por Gustav Vasa en el siglo XVI, el cual está hundido en el agua. Por eso el artista introduce este arco, hundido en la tierra.

El secreto mejor escondido de la estación, son las botas colgando del techo. La frase dice “las botas de la felicidad de Hantverkargatan”. Parece que el nombre viene de todos los establecimientos de artesanos. Pero por otro lado… en la calle justo encima de la estación de metro, hay una tienda de zapatos. Que curiosamente se llama “Alicante Shoes”.

El objeto mas importante de la estación es la impresionante columna. Parece ser que son los cimientos de una chimenea industrial, de las fábricas de la isla.