Es la estación mas profunda de la ciudad, situada a 40 metros de profundidad. Fue abierta en 1977 y diseñada por Ulrik Samuelson, intentando crear un jardín subterráneo. Los 3 colores verde, rojo y blanco recuerdan el estilo barroco del parque, con las plantas verdes, suelos rojos y esculturas de mármol blancas.

Dentro de la estación, encontraremos 3 estatuas griegas, representando al dios de la guerra. Y también vemos siluetas talladas en las paredes, haciendo mención a las esculturas del palacio Makalös construido en el parque en 1635. Por desgracia este palacio se quemó en 1825. Lo curioso es que las estatuas griegas están inspiradas en las estatuas que vemos en el tejado de la casa de la caballería en Gamlastan, el Riddarhusset. Sobre el tejado vemos las 8 virtudes de los caballeros en estatuas, y estas 3 son las respectivas copias subterráneas.

Otro de los puntos mas representativos, es la excavación arqueológica. Los objetos son originales donados por el museo de Estocolmo, y vemos dos partes separadas, en una hay una estatua representando la pintura, y al lado opuesto la estatua que representa arquitectura. También vemos que hay unas lámparas de gas, originales de la planta de gas en Torsgatan.

En este punto, si miramos al techo vemos que hay símbolos de radiactividad y muchos dibujos de todo tipo. Estos hacen memoria todo lo afectado por el desastre de Chernóbil.

Otro detalle curioso es el tronco de árbol, en concreto un olmo. En kunstradgarden hubo una protesta en 1971, por la construcción de la estación tuvieron que cortar 13 arboles del parque. Gracias a las protestas, el ayuntamiento movió la entrada a una localización privada, donde está hoy en día. Gracias a esto se salvaron los arboles, y en uno de ellos se hicieron unas marcas con las motosierras, se puede ver en el árbol. Por esto, el árbol está representado en la estación.

A lo mejor has visto en el suelo un barril, derramando aceite. El rumor dice, que los italianos encargados de hacer las baldosas contaron mal… y la solución del artista fue “derramar” aceite. Ocurrió en 1977 que el barco soviético Tsesis derramó 1000 metros cúbicos de aceite a las afueras de Estocolmo.